Search
Torre Agbar

Torre Agbar

Como toda gran ciudad, Barcelona, aspira a contar con hitos arquitectónicos que la pongan en el mapa de las urbes más importantes del mundo. Todos los países desarrollados construyen edificios de formas caprichosas para lucir sus estilos arquitectónicos y dar renombre a la ciudad. Los arquitectos estrella se frotan las manos. En este caso el afortunado fue Jean Nouvel y el promotor, el Grupo Agbar. El nombre del edificio en cuestión no podía ser otro: Torre Agbar.

Fue inaugurada en 2005 y pronto suscitó todo tipo de interpretaciones. Su forma cilíndrica despertó el ánimo de muchos barceloneses que vieron en ella una especie de colosal falo multicolor. Recuerda también a otro de los edificios más curiosos de Europa: “el pepinillo” de Londres situado en la city de la capital británica y diseñado por Norman Foster, otro de los rockstar de la arquitectura mundial.

Pero la inspiración de Nouvel, según el propio arquitecto, no estuvo en el órgano reproductor masculino, sino en Gaudí, uno de los referentes estético de la ciudad.  “Podría ser un eco lejano de las antiguas obsesiones catalanas traídas por el viento que sopla desde Montserrat”, dijo también un críptico Nouvel. Según la página oficial de la Torre Agbar, “la torre surge de la tierra con la potencia y la levedad de un géiser para alcanzar el cielo azul de Barcelona”.

Sea falo, géiser o campanario de Gaudí (o todo a la vez), lo que parece evidente es que la Torre Agbar se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad. Una vez superadas las iniciales controversias, el edificio cilíndrico forma parte indispensable del skyline barcelonés.

La estructura del edificio está formada por dos cilindros ovales no concéntricos cubiertos por una cúpula de cristal y acero. Entre el eje central y el exterior se sitúan 31 plantas sin pilares interiores. A nivel visual, además de su ligereza y original aspecto, destaca su iluminación. En los días más especiales del año, la Torre Agbar se llena de color creando un espectáculo fascinante.

Por supuesto, el edificio, como la mayor parte de construcciones vanguardistas de los últimos años, se enorgullece de cumplir con las más altas exigencias de sostenibilidad y eficiencia energética.

Han pasado siete años desde su inauguración y la Torre Agbar se consolida como una de las grandes atracciones de la ciudad. Este edificio de 34 plantas, 142 metros de altura y 4.500 ventanas  ha conseguido su objetivo: convertirse en un hito de Barcelona.

Más información en torreagbar.com

Transporte

Metro: Estación Glories (línea 1)
Bus: líneas 7, 56, 60, 92, 192 y B21.
Tranvía: Glòries, línea 4.

Mapa

Localizacion

Plaza de Les Glòries




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *