Search
Sagrada Familia

Sagrada Familia

Uno de las aportaciones arquitectónicas y estéticas más extraordinarias del siglo XX es la obra inconclusa de Antoni Gaudí y símbolo de Barcelona, conocida como la Sagrada Familia. Cualquier viajero que visite la ciudad deberá acercarse al Eixample y admirar una de las construcciones religiosas más importantes de la modernidad. Su evocador aspecto y su genuino estilo no dejarán indiferente a nadie.

El origen de este templo expiatorio de la Sagrada Familia data de finales del XIX, cuando se adquirió una manzana en la zona del Eixample. El arquitecto Francisco de Paula del Villar y Lozano fue el primero que tomó las riendas del proyecto e ideó una construcción siguiendo los cánones del estilo neogótico habitual en aquellas décadas. En 1883 Villar renunció, y el proyecto fue ofrecido a un joven Gaudí que, por aquellos tiempos, solo tenía 31 años.  Durante más de 40 años, el arquitecto catalán dedicó sus esfuerzos a hacer realidad el proyecto que, como sabemos, aun sigue sin completarse.

Antes de su muerte, solo se llegó a concluir una de las torres, pero con el paso de los años, diferentes arquitectos siguieron el plan de Gaudí hasta la actualidad. Las torres cónicas del exterior, con su majestuosa verticalidad, se han convertido en uno de los símbolos más reconocibles de la arquitectura contemporánea. El arquitecto catalán rompió con la idea inicial para incorporar elementos nuevos que se convertirían en clásicos del estilo Gaudí. Su inspiración en la naturaleza, los perfiles hiperbólicos y su originalidad estética baña la arquitectura de la Sagrada Familia.

Se cuenta que Walter Gropius, arquitecto de la Bauhaus, visitó a Gaudí a principios de siglo pero no pudo reunirse finalmente con él porque el catalán “estaba trabajando intensamente”. Ya en vida, Gaudí se convirtió en un referente artístico para numerosos arquitectos jóvenes que se maravillaron ante la originalidad de sus propuestas.

Pero Gaudí también aprovechó conceptos modernos para llevar a cabo la construcción, habilitando grúas o vagonetas para el transporte de materiales. Pero la complejidad del proyecto era tal que no cabía esperar que la pudiese terminar antes de morir. Desde el punto de vista simbológico, todo se consagra a representar la vida de Jesús y la historia de la fe cristiana. Los 18 campanarios representan a Jesús, La Virgen, los cuatro evangelistas y los 12 apóstoles.

La Oficina Técnica del Templo se encarga de finalizar el proyecto. Algún día, tal vez, se ponga la última piedra. Pero la obra magna de Gaudí no necesita estar finalizada para ser disfrutada por el visitante.

más información en su web

Horario

De noviembre a febrero de 9:00 a 18:00 horas
Marzo de 9:00 a 19:00 horas
De abril a septiembre 9:00 a 20:00 horas
Octubre de 9:00 a 19:00 horas
25-26 de diciembre y 1 y 6 de enero de 9:00 a 14:00 horas

Precio

Adultos 15€
Menores de 18 años y jubilados 13€
Menores de 10 años y discapacitados (certificación mínima del 65%) + acompañante, entrada gratuita.

Transporte

Metro: Sagrada Familia (línea 2 y 5)
Bus: Sagrada Familia (líneas 19 , 33, 34, 43, 44, 50, 51, B24, N1 y N7)

Mapa

Localizacion

Calle Mallorca, 401




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *