Search
ruta el Eixample modernista

Ruta por el Eixample modernista

Barcelona es una ciudad con una enorme riqueza arquitectónica. En esta misma página tenéis varios ejemplos, destacando la Sagrada Familia de Gaudí por encima del resto, como una de las obras más visitadas de toda España. Si estáis interesados en el modernismo, os proponemos una interesante ruta por el Ensanche barcelonés siguiendo alguno de los hitos más importantes de este estilo.

Hay que decir que el modernismo es una corriente que se desarrolla en muchos puntos de Europa a finales del siglo XX. La Sezession vienesa o el art nouveau francés irrumpen con fuerza. Estas corrientes llegan a España encontrando gran acomodo en Barcelona que busca un estilo diferente en una época de creciente reivindicación nacional.

ruta el Eixample modernistaEl Eixample nace en 1860 de la mano de Ildefonso Cerdà para ampliar la ciudad al estilo racionalista de otras grandes urbes europeas. La poderosa burguesía catalana tuvo la oportunidad de construir importantes viviendas donde exponer su elevado estatus social. En el Paseo de Gràcia nos encontramos con la célebre Illa de la Discòrdia donde podremos disfrutar de la Casa Batlló de Gaudí, la Casa Lleó Morera de Domènech i Montaner y la Casa Amatller de Puig i Cadafalch. Es decir, los tres arquitectos más importantes del modernismo catalán reunidos en una manzana.

Tal vez la Casa Batlló sea la más célebre, debido a la gran fama y prestigio de su diseñador, pero los tres edificios deben ser apreciados como una muestra imprescindible del estilo arquitectónico por excelencia de la ciudad en el cambio de siglo. Más adelante, el Carrer d’Aragó nos topamos con la Fundación Tàpies que se encuentra en un edificio de Domènech i Montaner que fue uno de los primeros de la ciudad en utilizar armazón de hierro. Hay que recordar que el modernismo, exuberante a nivel decorativo en algunas construcciones, también se caracterizaba por la utilización de nuevos materiales que permitían una mayor libertad en la organización espacial.

En el número 92 del Paseo de Gràcia está la famosa Pedrera de Gaudí, una de las obras cumbre del arquitecto catalán. Si seguimos nuestra ruta y nos detenemos en el 373 de la Avinguda Diagonal podemos disfrutar del Palau Baró de Quadras de Puig i Cadafalch y un poco después la Casa de les Punxes del mismo arquitecto. Y tampoco nos podemos olvidar del Palau Casades en el Carrer de Roger de Llúria.

Tan solo son algunos de los ejemplos más conocidos del modernismo catalán, estilo que cambió para siempre el aspecto de Barcelona.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *