Search
Barcelona Palau de la Música Catalana

Palau de la Música Catalana

El Palau de la Música Catalana constituye, no sólo para los barceloneses, sino para todos los catalanes, un lugar emblemático, todo un símbolo de su cultura, así como punto de encuentro social, ya que actualmente es un espacio abierto en el que, además de conciertos de todos los estilos musicales, tienen lugar en él otros actos culturales, conferencias o exposiciones.

El proyecto se le encargó al prestigioso arquitecto Lluís Domènech i Montaner, uno de los más representativos artistas de la corriente modernista, el cual contó con la colaboración de otros artistas, que solían trabajar con él, como Lluís Bru, un experto en mosaicos,  los ceramistas Josep Ornols y Modest Sunyol, diversos expertos en vidrieras y conocidos escultores como Eusebi Arnau o Pau Gargallo, entre otros.

El Palau se empezó a construir en el año 1905, con dinero obtenido de suscripciones populares, en el barrio de Sant Pere de la Ciudad Condal. El objetivo en aquel momento era sobre todo la creación de una sede para el Orfeó Català.

Fue inaugurado en el mes de febrero del año 1908, siendo destinado a conciertos de música de orquesta e instrumental, así como a interpretaciones de grandes cantantes y corales, misión que continua cumpliendo tanto en lo referente a la música clásica como a la música moderna.

En cuanto a su arquitectura, su fachada se encuentra repleta de esculturas relacionadas con el mundo de la música, que están combinados con diferentes elementos arquitectónicos barrocos, dominando en el interior la cerámica, la baldosa valenciana y el vidrio, que se combinan perfectamente con los demás materiales de construcción.

A finales de la década de los 80 se llevaron a cabo obras para realizar una ampliación del Palau, anexando a él un edificio de seis plantas, donde se ubicaron los camerinos, una sala de reuniones, el archivo y una biblioteca. También se construyó una nueva fachada principal, por la que se entra actualmente.

Su atípica sala de conciertos está considerada como una de las joyas del modernismo catalán, y a lo largo de todos estos años han pasado por ella los más importantes y prestigiosos concertistas del mundo. Está llena de vidrieras que llegan hasta el techo, en el centro del cual se encuentra una bellísima claraboya de cristal de colores obra de Antoni Rigalt i Blanchy, junto a espacios cubiertos con mosaicos de colores, conjunto que otorga al lugar una mezcla de luz y color impresionantes.

Del escenario, del cual, como del resto, se podrían hablar páginas y páginas, sólo destacaremos el grupo escultórico, obra de Diego Massana y que tuvo que continuar Pau Gargallo, en el que se encuentra el busto de Beethoven representando a la música clásica, y el de Josep Anselm Clavé, simbolizando la música popular catalana.

Más información en http://www.palaumusica.cat/es

Horario

De lunes a domingo de 10:00 a 15:30 horas
Semana Santa y Julio de 10:00 a 18:00 horas
Agosto de 9:00 a 18:00 horas

Precio

Visita guiada: 18€
Pack familiar (De 4-8 miembros) 50€
Estudiantes jubilados y parados 11€

Transporte

Bus: Lineas 17, 19, 40 y 45
Metro: Lineas 1 y 4. Stación Urquinaona

Mapa

Localizacion

Calle Palau de la Música, 4-6
08003 Barcelona (Barcelona)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *