Search
Pabellón Mies Van der Rohe

Pabellón Mies van der Rohe

La Exposición Universal llegaba de nuevo a Barcelona en 1929 tras el éxito de la celebrada en 1888. La ciudad catalana se convertía en el centro mundial de la cultura y un buen número de exposiciones, conferencias e intervenciones arquitectónicas servían para consolidar el progreso de Barcelona. El grueso de la exposición se celebró en torno a la zona de Montjuïc y la participación de Puig i Cadafalch fue fundamental en la organización del proyecto. El evento trajo a la ciudad a numerosas personalidades del ámbito político y cultural y dejó un gran legado. Uno de los mejores ejemplos de este legado es el Pabellón Alemán diseñado por Mies van der Rohe.

El arquitecto germano, cuya obra se puede disfrutar en numerosos puntos del planeta como Nueva York, fue el encargado de llevar los nuevos aires del racionalismo y el Movimiento Moderno en la arquitectura a Barcelona.

Esta construcción tenía el objetivo de representar al país en la Exposición además de servir como recepción oficial del rey Alfonso XIII a las autoridades alemanas. A la postre, el edificio fue el mayor hito de la exposición, considerado uno de los elementos claves que representa el progreso de la arquitectura de los años 30 junto a la Bauhaus de Walter Gropius o la Casa de la Cascada de Lloyd Wright.

Mies se inspiró en los preceptos del racionalismo, tomó conceptos del neoplasticismo y de la arquitectura oriental para organizar un espacio caracterizado por la pureza en las líneas y en la elección y trabajo de materiales, el sentido práctico del espacio interno y el juego geométrico de su aspecto externo. La zona de entrada al edificio, con su estanque de piedras crea una agradable atmósfera reforzada por el diálogo entre la transparencia del vidrio y la opacidad de los muros.

Tras finalizar la Exposición el pabellón fue desmontado, pero en los años 80, gracias a la fama del proyecto, se decidió reconstruir. Varios arquitectos colaboraron en esta iniciativa y en 1986 el edificio volvía a su ubicación original. En la actualidad acoge a la Fundación Mies van der Rohe encargada de velar por la conservación y el conocimiento del edificio además de organizar diversos eventos relacionados con la arquitectura y el urbanismo.

Acudir al Pabellón de Mies supone descubrir uno de los grandes hitos de la arquitectura del siglo XX, y es una visita imprescindible para el amante de la cultura.

Más información en http://miesbcn.com/es/

Horario

De lunes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.

Precio

Entrada general 5€
Estudiantes 2,60€
Menores de 16 años entrada gratuita.

Transporte

Metro: Espanya (líneas 1 y 3)
Bus: Plaza España
Bus turístico

Mapa

Localizacion

Avda. Francesc Ferrer i Guàrdia 7




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *