Search
Gastronomia de Barcelona

La gastronomía de Barcelona

La gastronomía de Barcelona, así como la catalana en general, está basada en la cocina mediterránea, presentando los principales rasgos que caracterizan a ésta, es decir, que sus platos se componen especialmente de verduras, hortalizas, pescados y carnes, productos que se combinan entre sí dando como resultado exquisitos guisos, usando siempre para ello el aceite de oliva.

La ciudad tiene la suerte en este sentido de encontrarse en un enclave privilegiado entre el mar y la montaña, lo cual le facilita tener productos de gran calidad tanto en carne como en pescado, así como en los artículos de la huerta. En cuanto a verduras y frutas, destaca el pan de payés, con el que se hace el famoso “pa amb tomàquet”, siendo también muy típicos sus arroces y platos como la escalivada, a base de pimientos y berenjenas asados y aliñados.

En cuanto a los pescados y mariscos, destacan en su cocina los guisos elaborados con los mismos, de los cuales encontramos una gran variedad. Así, son muy tradicionales platos como la zarzuela de pescados y mariscos, el suquet de pescado, las patatas con sepia, el arroz de marisco, la sopa de pescado y marisco, el pulpo con patatas, y, por supuesto, todo tipo de pescados fritos o a la plancha, como las sardinas, la merluza, el rape, el lenguado, los mejillones, las almejas, las gambas, el besugo, y similares.

Como en toda la comunidad, tiene también mucho peso el bacalao, con el que se hacen las patatas con bacalao, el bacalao con allioli, el bacalao con samfaina, los buñuelos de bacalao o platos tan famosos como su “esqueixada”, cuya base es el bacalao desmigado, al que se añade cebolla, tomate, aceitunas y otros ingredientes, tomándose al igual que una ensalada.

Las carnes son también abundantes, tanto la de cordero, de la cual son típicas las chuletas con allioli a la brasa, como la de ternera, con la que se elabora el famoso fricandó con setas secas, o el redondo de ternera con ciruelas y piñones. Del cerdo surgen recetas tan conocidas como los pies de cerdo a la catalana o la butifarra, que se suele comer con allioli y acompañada de alubias. O la carne de granja, como la oca con peras o el arroz de pollo. No podemos dejar de citar, como plato elaborado a base de carnes y derivados del cerdo, la famosa escudella catalana.

Como es normal, al disponer tanto de productos de mar como de montaña, son típicos muchos platos que se elaboran mezclándo ambos, como el “mar i muntanya”, hecho con pollo y langostinos, los calamares rellenos de carne, las albóndigas con sepia o el arroz mixto, a base de pescado y carne.

De su repostería, destacan, por supuesto, la crema catalana, así como los “panellets”, hechos a base de almendras y que se consumen en la víspera de Todos los Santos. Asimismo, sobresalen sus pasteles con base de bizcocho y sus “tortells” de nata.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *