Search
Pueblo Español

El Pueblo Español

El Poble Espanyol no ha olvidado a los artesanos, y en él podemos contemplar aún oficios artesanales que prácticamente estaban extinguidos y que se fueron desplazando hasta el lugar, gracias a lo cual podemos contemplar hoy en directo cómo trabajan estos maestros artesanos los diferentes materiales, el vidrio, el papel, el cuero, y similares, y cómo elaboran sus bellos artículos, por lo que para muchos el Poble Espanyol viene a ser “la ciudad de los artesanos”.

El Pueblo Español se encuentra ubicado en la montaña de Montjuïc, en un espacio de 42.000 metros cuadrados, y podemos definirlo como un museo al aire libre, ya que en el mismo se reproducen calles, plazas y edificios de diversas zonas de España.

Fue inaugurado en el año 1929, fecha en que tuvo lugar la Exposición Internacional de Barcelona. El objetivo era conseguir en dicho espacio una síntesis que reuniera un claro ejemplo de la arquitectura y de la artesanía de nuestro país. Su construcción fue encargada a los arquitectos  Ramon Reventós i Francesc Folguera, así como a los artistas Xavier Nogués i Miquel Utrillo.

Dichos profesionales, antes de empezar su construcción, se dedicaron a viajar por las diferentes zonas del país, visitando en total más de 1600 localidades, haciendo fotografías y dibujos y recopilando información, con la finalidad de poder escoger los lugares más idóneos y para que el conjunto fuera una verdadera muestra representativa tal como se deseaba.

El Pueblo Español no pretendía, en absoluto, ser ninguna obra de arte, siendo su única finalidad la ya mencionada, que los visitantes a la Exposición pudieran hacerse una idea de la arquitectura y artesanía del conjunto del Estado. Por esta misma razón, estaba previsto que no iba a ser un espacio duradero, sino que la idea era destruirlo una vez finalizado el evento.

Sin embargo, el éxito fue mucho mayor del esperado, y el resultado gustó e impactó tanto a los visitantes, que se empezaron a alzar voces contra su destrucción, decidiéndose por fin que sería salvaguardado.

El pueblo no tan sólo fue conservado sino que se fue consolidando como uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad, hasta llegar a ser lo que es hoy en día, no sólo un museo al aire libre, sino también un espacio cultural y de ocio, un punto de encuentro para los barceloneses, el lugar elegido muy a menudo para ir a cenar o al cual acudir para algún evento musical.

Su estructura, en forma de población, con sus calles y plazas, un lugar agradable con bellos edificios y sin tráfico, facilita la gran afluencia de personas que hay siempre en él. Como también la facilitan el gran número de prestigiosos locales, bares y restaurantes que se encuentran hoy en día en la zona y la gran cantidad de actos lúdicos y culturales que allí se llevan a cabo.

 

Horario

Lunes de 09:00 a 20:00 horas
Resto de la semana de 09:00 a 24:00 horas

Precio

Adultos:12€
Niños: 7€ (menores de 4 años gratis)

Transporte

Bus: líneas 13 y 50 además del bus turístico

Mapa

Localizacion

Avinguda del Marquès de Comillas, 13




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *