Search
Parque del Laberinto

El Parque del Laberinto

Si queréis pasear tranquilamente, por un entorno paisajístico bello y relajante, uno de los mejores lugares a los que puede dirigirse es al conocido como “Parque del Laberinto”. En su interior se encuentra el jardín más antiguo de la capital, siendo éste, para muchos, el parque más hermoso de Barcelona.

Se halla enclavado bastante cerca de la sierra de Collserola, en el barrio de Horta-Guinardó, dentro de la finca que había pertenecido a la familia Desvalls. Dicha familia construyó, a finales del siglo XVIII en la finca un jardín neoclásico, que encargaron al arquitecto italiano Domenico Begutti, de ahí las reminiscencias italianas del mismo.

A mediados del siglo XIX, sus descendientes construyeron junto a él otro jardín, éste de estilo romántico, en el que podremos contemplar una gran cantidad de parterres y árboles, disponiendo incluso, en un rincón del mismo, de una bonita cascada.

A finales de este mismo siglo, la familia construyó también un atractivo jardín doméstico al lado de lo que era su palacio, que llenaron de camelias.

La finca se convirtió, en aquel entonces, en punto de encuentro para la realización de representaciones al aire libre, veladas culturales y eventos similares, hasta que en el año 1967 fue cedida por la familia al Ayuntamiento de Barcelona. En el año 1971, el parque fue abierto al público.

La zona estrella del parque, y que incluso le da el nombre, lo conforma su laberinto formado por 750 cipreses recortados. En su entrada podremos leer la siguiente inscripción: “Entra, saldrás sin rodeo, el laberinto es sencillo, no es menester el ovillo que dió Ariadna a Teseo”. Cuando uno consigue llegar al centro del mismo, encuentra una estatua representando a Eros. A la salida del laberinto encontraremos la gruta de Eco y Narciso.

Alzándose de nivel por encima del laberinto encontraremos dos pequeños templos de estilo italiano, y más arriba un pabellón dedicado a las nueve musas. Todo ello rodeado de una gran abundancia de esculturas, la mayoría pertenecientes a la mitología griega, así como una gran cantidad de agua por todas partes, en forma de fuentes, estanques o surtidores.

El palacio en el que vivía la familia Desvalls se halla ubicado bastante cerca de la puerta de entrada al parque. Se trata de un edificio con una mezcla de dos estilos: árabe y gótico.

También es muy interesante el pabellón neoclásico, un edificio de forma rectangular, ante el cual hay un estanque, y en el que tenían lugar las veladas culturales anteriormente mencionadas.

En el parque, en el cual es necesario advertir que no podemos entrar con perros, encontraremos todo tipo de servicios: lavabos, fuentes, aparcamiento, bar, zona de juegos infantil e incluso un merendero.

Está abierto cada día a partir de las 10 de la mañana, y cierran cuando oscurece. Se cobra entrada, aunque se trata de una pequeña cantidad.

Horario

De lunes a domingo de 11:00 a 21:00 horas.

Precio

Miércoles y domingos: gratuito
Niño, desempleados y jubilados: gratuito
Adultos: 2€

Transporte

Metro: estación Mundet línea 3
Bus: estación Pg. Vall d´Hebron, línea 19

Mapa

Localizacion

Passeig dels Castanyers, 21-47




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *