Search

El Metro

 

Metro de Barcelona

Metro de Barcelona

A pesar de que Barcelona cuenta con una buena estructura urbanística, y de que, pese a ser una gran ciudad, uno se orienta enseguida para circular por ella, no es en modo alguno aconsejable la utilización del vehículo privado para circular por su interior, debido a la densidad de la población y al elevado parque automovilístico de que dispone.

Para el viajero que llega a la ciudad condal y quiere conocer sus principales puntos de interés, al igual que para el que vive en ella, es muy aconsejable el transporte público, que significará a la larga un ahorro tanto de tiempo como de dinero.

Para desplazarse por el interior de la ciudad, el medio de transporte más utilizado por los barceloneses, debido a la velocidad que comporta, es el Metro.

Es notable el esfuerzo que se ha hecho en los últimos años para hacer llegar este transporte no sólo a más zonas de la ciudad sino también a diferentes municipios que foman parte del Área Metropolitana de Barcelona, como Cornellá, o Badalona. Ello ha supuesto una gran comodidad para los habitantes de dichas zonas, ya que en muchos casos pueden desplazarse hasta el mismo centro de la ciudad condal en tan sólo 10 minutos, o llegar a su trabajo en la capital en el mismo espacio de tiempo en que lo harían si vivieran en según qué zonas de la propia Barcelona.

Las fechas de origen de este servicio de transporte se remonta al año 1920, que fue cuando se empezaron a llevar a cabo las obras para que el metro fuera posible en la ciudad. La primera línea que funcionó llevaba el nombre de Gran Metropolitano de Barcelona, y era la que actualmente se corresponde con la línea 3, más conocida por muchos como “la línea verde”.

El primer tramo que se inauguró unía el centro de la ciudad con el Barrio de Gracia, entre la estación de Plaza Cataluña y la de Plaza Lesseps.

En este momento, el Metro de Barcelona lo componen 11 líneas, cuya extensión total es de 123 kilómetros, aunque se están ampliando algunas de ellas y se está estudiando la posibilidad de alargar otras más. Prácticamente la totalidad del recorrido es bajo tierra, siendo muy pocos los tramos que están en el exterior.

Se encuentra gestionado por dos empresas, “Ferrocarril Metropolitano de Barcelona” y “Transportes de Barcelona”, unidas bajo el nombre de “Transportes Metropolitanos de Barcelona”, más conocidos como TMB.

El Metro de Barcelona está integrado con otros servicios como pueden ser los autobuses urbanos, los trenes de cercanías o el tranvía. Esto significa que el precio es el mismo, y que se puede usar el billete para hacer trasbordo indistintamente en cualquiera de ellos. O sea, que para ir a un punto nos costará igual coger dos metros que utilizar un metro y un autobús.

Actualmente, la red de metros de la ciudad es la primera de nuestro país en contar con líneas totalmente automatizadas, como ocurre con las 9, 10 y 11.